Diez años no son nada

Diez años no son nada. Hace diez años ya estaba trabajando y viviendo con la que ahora es mi mujer. En diez años cambié una vez de casa, de coche y de trabajo. Tuve dos tres ordenadores  de sobremesa y dos portátiles. Pasé de un coche prestado a un Ibiza y a un Prius. Tuve innumerables móviles (incluidos dos smartphones). Me pasé de PC a Mac. Cambié tres veces de cámara fotográfica y una el equipo de objetivos. Tuve un hijo… Parece que, después de todo, diez años son un mundo. Y hay imágenes que lo captan a la perfección:

iMac de 2000 frente al iPhone de 2010Imagen vista en Unplggd gracias  a un tuit de @milleiro.

En la misma línea está Cómo hemos cambiado.

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: