Manifiesto de Periodismo real ya

Leo el manifiesto de Periodismo real ya y no puedo menos que pensar que son eslóganes, consignas de un sindicato o, en el mejor de los casos, ideas generales. El decálogo que presentan es el siguiente:

  • No a los contratos basura.
  • No a los despidos masivos.
  • No a los becarios de 35 años.
  • No a los políticos empotrados en los medios.
  • No al periodismo multitarea a dos duros.
  • Copiar, pegar y revender son delitos.
  • No a las prejubilaciones, necesitamos maestros.
  • La información no es espectáculo y los informativos no son un circo.
  • No a la extinción del servicio de enviado y corresponsal.
  • Servicio público y sentido de la responsabilidad.


Y no es que no esté de acuerdo, ni mucho menos. Más bien todo lo contrario. Sin embargo, me dejan frío. Deberían estar más desarrollados (si somos periodistas, que se nos note) y deberían ser más positivos (siete de los diez puntos comienzan con un «No», otro lo contiene dos veces y un tercero utiliza un término con connotaciones tan negativas como «delitos»).

Además, hay otro asunto. El común de los mortales cree que los periodistas vivimos como pachás. No nos comprenderán (ni nos apoyarán) si únicamente les hacemos llegar esos 10 puntos. Habría que añadir datos:

  • ¿Cuál es el índice de temporalidad de los contratos periodísticos?
  • ¿Cuánta gente ha sido despedida?
  • ¿Cuál es la edad media de los becarios?
  • ¿Cuántos políticos hay en los medios?
  • ¿Qué entendemos por multitarea y, sobre todo, por «dos duros»?
  • ¿Cómo que copiar y pegar?, ¿no se elaboran contenidos propios? y ¿qué es «revender»?
  • ¿Cuántas prejubilaciones ha habido en el último año?
  • ¿La información es un espectáculo y los informativos un circo? (pérdida inmediata de la credibilidad).
  • ¿»Extinción del servicio de enviado y corresponsal»? «Pero si cada dos por tres salís en Berlín, Libia, Nueva York…»; ¿cuántos enviados/corresponsales ya no están donde sucede la noticia?
  • ¿»Servicio público y sentido de la responsabilidad», pero eso no se presupone, como el valor en la mili?

Y estas son las que se me ocurren a vuela pluma por cada punto.

Sí, es cierto que, en general, la situación de los periodistas es pésima y que empeora cada vez más y más rápido, pero ¿qué trabajo cuesta redactar un decálogo sin que destile rabia y que aporte información que contextualice el manifiesto?

NOTA: Todo lo anterior está dicho con el mayor interés en aportar algo positivo. Por otra parte, me parece encomiable que en una profesión tan individualista como la periodística, haya quien se preocupe de crear una conciencia colectiva.

Únete a la conversación

3 comentarios

  1. Querido Manuel,

    ¡Muchas gracias por las aportaciones! El manifiesto se escribió de forma rápida y simple para poder colgarlo en los muros FB de los compañeros, para que tuviera un impacto y poder convocar con rapidez a la gente en la puerta del sol el viernes previo a las elecciones.

    Pasada la vorágine, estamos trabajando en su ampliación y profundización en un proyecto a largo plazo. Te invito a visitar la web Periodismo Real.com o Opendemocracy.org, donde hay otros dos artículos de declaración de intenciones. Sería genial que colaboraras en este empeño nuestro! Recogemos tus propuestas. Un saludo

    1. Hola, Mayte

      Ante todo, muchas gracias por la aclaración y por la invitación a colaborar con vosotros, aunque no sé qué podría aportar; al fin y al cabo, ya no ejerzo de periodista para mi propio bien y el de la profesión (lo digo tantas veces que casi es un mantra).

      Revisitaré las páginas y, en la medida que pueda, trataré de daros un poco más de bombo, aunque no es que sea precisamente influyente 🙂

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.