¿Y si las tipografías fuesen bigotes?

Dentro del inabarcable mundo de la tipografía, hay espacio para llegar mucho más allá que el mero diseño de un tipo de letra: se pueden hacer carteles tipográficos de películas, camisetas, estirar los caracteres hasta más allá de lo imaginable o diseñar una tabla periódica con ellas. Lo dicho, cualquier cosa. Incluso bigotes. 

A %d blogueros les gusta esto: