Según Glosario gráfico, el espacio negativo es una:

forma rebuscada de llamar al espacio en blanco, vacío de elementos, sobre todo al que se deja sin ocupar intencionadamente

Independientemente de si es una forma rebuscada o no, el caso es que en muchas ocasiones el espacio negativo es tan importante o más que el positivo.

Tanto es así que, desde el fin del horror vacui, allá por el Renacimiento (aunque vivió un renacer importante con el barroco y el rococó), se viene utilizando habitualmente en pintura, fotografía y demás artes plásticas.

Como no podía ser de otro modo, el espacio negativo también caló en el diseño gráfico. Así, podemos encontrar el empleo del espacio negativo en logotipos que podemos ver habitualmente, algunos ejemplos:

[portfolio_slideshow]

Pueden resultar muy inspiradores a la hora de diseñar una imagen corporativa un tanto diferente. Si queréis ver algunos ejemplos más, aquí tenéis:

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: