Vergüenza

Siempre digo que, afortunadamente para mí y para la profesión, ya no ejerzo de periodista. Es algo de lo que estoy convencido desde hace años y que repito como un mantra casi todos los días.

Pero el otro día quise volver a serlo. Al menos durante 48 horas. La razón fue el accidente del Alvia en Compostela y la actitud de muchos de mis compañeros de profesión.

La búsqueda del morbo revestido de información, la utilización innecesaria de imágenes de cadáveres, las conexiones en directo en las que no se aportaba nada, el buscar a las víctimas o sus familiares para poder tener la dosis lacrimógena, la búsqueda de un culpable al que linchar pública y mediáticamente, las entrevistas convertidas en interrogatorios, la búsqueda del titular en lugar de la información. ¿De verdad era necesario todo esto? ¿En serio aporta algo el testimonio de una pareja que dice «veníamos para un bautizo y nos quedamos para un funeral»? ¿Realmente eso es informar?

Y eso sin hablar de la manipulación consciente de los datos, del fabricar noticias con conversaciones privadas en Facebook de hace un año, de la tergiversación de las citas, del intentar ver un atentado en un accidente, de las mentiras en los titulares «porque dentro de la noticia ya está explicado»…

Durante estos dos últimos días quise volver a ser periodista, aunque sólo fuese por la vergüenza propia y gremial que sentí al ver el trabajo de muchos de mis compañeros. Y luego nos preguntamos que por qué nuestra profesión está tan mal vista.


NOTA 1: No pretendo hacer sangre, ni dar nombres, ni desprestigiar a nadie en concreto, sólo quiero enumerar algunos de los motivos de mi vergüenza, que debería se la de muchos de los periodistas y medios que protagonizan este repaso a todo lo que no debería ser esta profesión. De ahí el que no haya enlaces.

NOTA 2: La sorpresa positiva fueron los políticos, todos a la altura de las circunstancias. A ver lo que nos dura.

NOTA 3: No menciono la solidaridad ciudadana desde el primer momento y durante todos estos días porque los gallegos y los españoles siempre reaccionamos así en las tragedias (recuerden el 11M, recuerden el Prestige).

Tampoco hablo de los bomberos, médicos, enfermeros, policías, voluntarios… que dejaron sus vacaciones, sus huelgas, sus jornadas de descanso para ayudar sin demora, porque sé de su responsabilidad.

Únete a la conversación

10 comentarios

  1. En primer lugar te diré que vuestra (la tuya ya no) profesión está tan mal vista porque las empresas contratan a personas sin formación ni experiencia a 10 euros la pieza y dejan que se vayan los profesionales de verdad haciendo del periodismo un lugar de prácticas eterno y sin control, porque los supervisores cada vez tienen menos idea de su labor. En segundo lugar te recuerdo que esta noticia es un suceso, muy trágico, sí, pero un suceso y como tal debe tratarse: las imágenes deben dar idea de la magnitud del mismo, sin revelar identidades y sin herir a las víctimas, y los testimonios nos acercan a la realidad de la tragedia.

  2. Puede que al final comunicar es en gran parte compartir lo que uno sabe, conoce o entiende. He pasado muchos momentos de estos dos últimos días con un nudo en la garganta, escuchando la Ser, por tanto creo en la función que ejercen la mayoría de los periodistas: transmitir lo que sucede y dar a conocer lo que ocurre. Un saludo.

  3. Pues si, has dicho lo que llevo pensando todo el dia, no soy periodista pero por desgracia lo importante parece que es un titular que hace comprar/ver la noticia, lo que no devemos de olvidar el que si se hace asi es por que funciona, y clicamos/compramos/vemos lo que mas escandaliza con lo que alimentamos lo que «rechazamos»

  4. Ha habido grandes profesionales del periodismo haciendo lo que saben hacer, PERIODISMO (así, con mayúsculas)… pero sí, ha habido mucha basura, mucho amarillismo y mucha mierda, hablando claro…
    Solo puedo no coincidir contigo en una cosa: no todos los políticos han sabido estar a la altura. Así como Alberto Núñez Feijoo ha tenido un comportamiento ejemplar… se notaba su sufrimiento pero ha estado en todo momento al pie del cañón… el señor Rajoy, en mi opinión, no ha respondido de la misma manera. Un error imperdonable con la nota de prensa de un presidente del gobierno que, además, es gallego… tardó demasiadas horas en acudir a la capital gallega y en comparecer ante los medios… No tenía que haber enviado una nota de prensa… tenía que haber comparecido en un primer momento, esa misma noche, aunque fuera para decir que todavía no había datos oficiales pero que se mantendría a la sociedad informada, que, como gallego, se sentía profundamente afectado y que transmitía su pésame y apoyo a todas las familias de los fallecidos y heridos… lo siento pero, una vez más, «el presi» no ha sabido estar a la altura…

  5. Joder pa el tio!!! o sea que aquello que criticas es justamente el tipo de noticia que eliges para volver a ser periodista, ahi me lie, te contradices a ti mismo y te retratas.

    1. Lo que crítico es la forma de dar la información, el caer en el sensacionalismo, el buscar un titular o una portada por encima de todo. Por lo que me habría gustado volver a ser periodista (ya se me pasó) es para hacer justo lo contrario.

  6. Comparto su crítica. He tenido en estos días la misma percepción. Como no soy periodista, le pregunto, ¿Tiene el periodista vinculado a un medio la posibilidad de ejercer con responsabilidad y honestidad profesional o queda subordinado a las directrices y pautas de la publicación? Si ese margen de actuación existe, sería bueno que los periodistas con ese sentido de la responsabilidad no dejaran de ejercer. Gracias.

  7. Menos mal que esta usted para arreglar la situacion periodistica en este pais, xq claro lo normal es que todos lo esten haciendo mal menos usted.
    Me recuerda a un politico del PP cuando decian que cuando llegaran ellos se acabaria el paro, la crisis etc etc……
    Menos mal que todavia quedan heroes como usted

    1. No se confunda. Ni digo ser infalible, ni que sea el único que lo hace bien, ni que sea un héroe. Nada más lejos de la realidad. Hubo muchos periodistas que hicieron un gran trabajo y hubo algún medio al que le reconocieron la calidad de su cobertura incluso muchos de sus máximos detractores. Únicamente hablo de la mayoría de los medios y profesionales que cubrieron el accidente.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.