Católicos asesinados por católicos en Irlanda del Norte

Irlanda del Norte es tremendamente compleja. Lleva décadas luchando por la independencia del Reino Unido y su fusión con Eire. Durante mucho tiempo, la cara (in)visible de esa lucha fue el IRA, que protagonizó algunos de los episodios más sangrientos de Occidente. Desde las conversaciones de paz comenzadas en 1998 y cuyo proceso sigue todavía activo, también fue el espejo en el que se quisieron mirar, con más o menos razón, todo tipo de grupos terroristas.

El hecho es que el IRA dio los pasos necesarios para conseguir la paz, unionistas e independentistas avanzaron por ese camino a veces tortuoso (recordad al autodenominado IRA Auténtico) e incluso pareció llegarse a una paz duradera. En el Ulster cambiaron muchas cosas con la asunción por parte la autoridad autonómica de diversas competencias, entre las que se podría destacar la de la policía. La propia fuerza policial cambió. Pasó de ser la RUC (Royal Ulster Constabulary), temida entre cualquiera que no fuese unionista, a convertirse en el PSNI (Police Service of Northern Ireland) y su composición pasó a nutrirse de católicos gracias a una política de discriminación positiva.

Pero en un escenario tan complejo como el de Irlanda del Norte, nada puede ser lo que parece. Ahora resurge con fuerza un grupo católico y republicano que se dedica a matar policías católicos (como ellos) y republicanos (como ellos). Supongo que para este grupo disidente, los policías católicos y republicanos son los verdaderos disidentes. Además, como dice Anna Bosch en Asesinado por católico y policía:

Matando a policías católicos los disidentes pretenden disuadir a otros católicos y perpetuar una policía abrumadoramente protestante y, por tanto, «de los otros», enemiga.

Es un intento (según mi modo de ver, cortoplacista al máximo) de mantener la imagen de la fuerza de ocupación opresora y torturadora, de mantener al verdugo bien localizado para poder seguir siendo las víctimas de un momento histórico que consideran injusto para con el pueblo irlandés.

Siguiendo esa estrategia, el sábado asesinaron con una bomba lapa a Ronan Kerr, policía, católico y republicano. Su madre, acompañada de sus tres hermanos, grabó el siguiente mensaje en el que pide que cualquiera que sepa algo lo diga a la policía y que los jóvenes católicos sigan formando parte del PSNI:

NOTA PERSONAL: Aunque estoy completamente en contra de la tendencia reduccionista por la que limitamos el conflicto de Irlanda del Norte a un enfrentamiento entre católicos y protestantes, creo que en este caso era necesario para hacer ver de un modo más claro lo innecesario del atentado.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.