Diez lecciones para la formación de periodistas

Andrés Azócar publicó hace unos días en el más que recomendable blog (si te interesa este mundillo) Periodismo con Futuro un artículo en el que muestra diez lecciones sin certeza en la formación de periodistas. Aunando la revolución que supuso internet para el periodismo, la necesidad de formación de los profesionales y la crisis (la general y la del sector) elaboró estas, en sus propias palabras, «diez aventuras sobre cómo debe ser la formación de los periodistas».

Estoy completamente de acuerdo con algunos de los puntos. Otros, sin embargo, me «chirrían» o me parecen un poco exagerados. En cualquier caso, es bueno tener una visión diferente y de primera mano como la que ofrece Azócar, que es editor de investigación de TVN en Chile. El decálogo resultante es el siguiente:

 

 

 

 

 

  1. Deshacer para reconstruir. Dice que el mundo en el que se mueve el periodista está cambiando. Hay que aprender continuamente y hay que redefinir «sin dolor ni remordimiento» muchos aspectos, incluso la noticia, aunque habrá quien diga que esto es un anatema.
  2. Los periodistas deben programar. «Aunque finalmente ese no sea su destino», añade. No sé si tanto como programar, pero, al menos, tener conciencia de las opciones y limitaciones que tienen. Al HTML y el PHP que dice Andrés Azócar, yo añadiría CSS.
  3. Aprender, practicar y desarrollar nuevas narrativas. Las posibilidades que tenemos de publicar, editar y reescribir contenidos son casi ilimitadas. Explotémoslas y, sobre todo, busquemos nuevas formas de contar lo que pasa.
  4. Las audiencias existen y se estudian. Los periodistas tienen que saber leer los datos de los analistas para poder interpretarlos y aprovecharlos para crear sus contenidos. Para ello, muchas veces es fundamental el conocimiento de diferentes herramientas.
  5. …para después definir estrategias. Con los datos y conclusiones obtenidos de las audiencias, los periodistas han de ser capaces de crear «estrategias que además pueden medir».
  6. Ojos y oídos. «Los nuevos periodistas son la suma de muchos libros + calles + bares + conversaciones + viajes y – suburbios mentales». No tengo nada más que añadir a este punto.
  7. Flexibles. «Utilizar la web como fuente de contenidos, utilizando todo lo que la web nos da. Crear también es mezclar».
  8. Entender el modelo. Además de saber hacer periodismo hay que estar atentos a los cambios globales del negocio. La tremenda influencia de Apple, citada por Andrés Azócar, y el consecuente nacimiento de The Daily, son un claro ejemplo de ello.
  9. Los periodistas deben ser su propia organización. La importancia del tamaño de un medio es inversa a la dominante hasta ahora. Ya no son necesarias unas dimensiones mastodónticas para hacer periodismo. Es más, según Andrés Azócar, ni siquiera es recomendable. Cuanto más pequeña sea y más rápido sea capaz de reaccionar, mejor. Sin embargo, este modelo tiene el riesgo de caer en el cortoplacismo que ya critiqué en este blog alguna vez.
  10. Deben ser humildes. «El futuro es para los ignorantes con ganas de aprender, no para los que ya aprendieron todo. Como diría Clay Shirky, en este nuevo escenario los periodistas deben jugar más cerca de los utópicos que de los escépticos».

 

 

 

 

 

En general, como decía más arriba, estoy de acuerdo con el contenido de este decálogo. Me gusta, me sorprende y me extraña (a partes iguales) lo general de los puntos y las escasas referencias a internet. Esto es algo que lo convierte en útil ante cualquier cambio tecnológico imortante, pero al mismo tiempo hace que resulte ligeramente insuficiente a corto y medio plazo.

Si te interesó esta entrada, te interesarán:

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.