Para la mayoría de la gente, el nombre de Guy Fawkes significará poco o nada. Para ellos, y para los que quieran saber algo más, va esta breve introducción:

Guy Fawkes era un soldado inglés que vivió en los siglos XVI y XVII. Sirvió al ejército español en Flandes y formó parte de la llamada conspiración de la pólvora junto con un grupo de católicos ingleses descontentos con la política religiosa del rey Jacobo I. La idea de los conspiradores era volar el parlamento británico cuando el rey abriese oficialmente las puertas del parlamento. El 5 de noviembre de 1605, Fawkes fue detenido en los sótanos cuando ultimaba los preparativos, sometido a tortura y ejecutado junto con algunos de los conspiradores.

Retrato de Guy Fawkes

Desde entonces, la noche del 5 de noviembre pasó a conocerse como «la noche de Guy Fawkes» o Bonfire night («la noche de las hogueras») y se conmemora encendiendo hogueras por todo Londres y quemando muñecos que representan a Guy Fawkes. Incluso hay una canción popular llamada Remember, remember the 5th of November («Recuerda, recuerda el 5 de noviembre»)

Durante mucho tiempo, la conmemoración del atentado frustrado contra el parlamento y el rey Jacobo I estuvo marcado por ser un símbolo de unidad interna y de defensa de la monarquía.

Máscara de V de Vendetta que representa a Guy FawkesCon la publicación de la novela gráfica V de Vendetta, de Alan Moore y David Lloyd en 1988, este simbolismo cambió. En ella, un anarquista desconocido que responde al nombre de V, vestido como Guy Fawkes y con una máscara que representa la cara del conspirador tiene el mismo objetivo (además del personal de la venganza): volar el parlamento y acabar con el régimen fascista dirigido por Adam Sutler. V, y por extensión Guy Fawkes, bajo quien se oculta, se convierte en un héroe de la libertad y modifica el sentido de la noche de las hogueras.

Fue, sin embargo, con la adaptación al cine de V de Vendetta en 2006 cuando el personaje se populariza, se modifica radicalmente la concepción de Guy Fawkes y pasa de ser un terrorista a convertirse en un mártir.

El símbolo adquiere tanta fuerza que llega a convertirse en el icono más representativo de la red de ciberactivismo Anonymous. Guy Fawkes fracasó cuando quiso volar el parlamento inglés; V lo consiguió para dar paso a una nueva era; Anonymous trata de cambiar (volar) un sistema (parlamento) utilizando internet, en lugar de pólvora. Falta ver qué consigue.

Únete a la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: