Cada vez que sale un terminal de Apple, sea un iPhone o un iPad, las operadoras tradicionales (Movistar, Vodafone y Orange) sacan ofertas para portabilidades, nuevas altas y puntos. De entrada, parecen buenas, sobre todo cuando las comparamos con los precios de los teléfonos libres. El iPhone 4S de 16 GB cuesta en la tienda de Apple 599 euros; el de 32, 699; y el de 64, 799. Y eso es mucho dinero.

Ahora bien, las ofertas de las operadoras llevan asociadas unas permanencias larguísimas (de 18 a 24 meses), un consumo mínimo y, en muchos casos, la obligatoriedad de mantener el mismo contrato durante un periodo de tiempo determinado. Algo que acaba suponiendo un gasto extra a lo largo del tiempo que hay que estar con ellos. 

iPhone 4SAdemás, las ofertas de las operadoras tradicionales «obligan» a contratar tarifas de voz y de datos. ¿Qué pasa si apenas utilizo los mensajes o la voz? Pues que los pago igual. Por no hablar de lo escasas que resultan algunas tarifas planas. Si no tienes WiFis a abiertas mano las de 100 y 200 MB se quedan muy escasas y los siguientes tramos suben aún más el precio.

Claro que habrá quien diga que si se compra el móvil libre, necesitará una operadora y que, al final, acabará pagando más. Pues no es así. Es cierto que si quieres hablar, mandar mensajes o navegar, tendrás que buscar una operadora, pero no podemos olvidarnos de una cosa: hay vida más allá de Movistar, Vodafone y Orange.

Y aquí es donde aparecen las OMV (operadoras móviles virtuales). Sus tarifas son mucho más competitivas que las de las grande compañías, además de no exigir consumo mínimo ni permanencia. En España las OMV con las que podemos contratar nuestra línea de teléfono son Pepephone y Simyo.

En Banda ancha hicieron una comparativa del precio total de un iPhone 4GS sumándole los gastos fijos generados por las diferentes compañías telefónicas, incluyendo las OMV. En esta tabla podemos ver cómo el precio va desde los 764,60 € de Pepephone a los 2.400 de Vodafone.

Estos datos están muy bien, pero ¿y la cobertura? Tampoco es problema: Pepephone utiliza la red de Vodafone y Simyo la de Orange, así que tampoco se perderá en servicios.

Entiendo que un desembolso de 600 euros en un teléfono puede parecer exagerado (y lo es), pero, si no lo cogemos libre, al final nos saldrá más caro. Por no hablar de la libertad que da el tener un terminal que podamos usar con cualquier compañía y sin tener que permanecer con ellas. Para mí la decisión está clara.

Únete a la conversación

2 comentarios

  1. Eu penso que non hai que ser tan taxante. Nin para todo o mundo é mellor collelo libre nin para todo o mundo é mellor collelo con contrato. A existencias de múltiples tarifas e múltiples usuarios fai que poida existir xente á que as tarifas ás que vai asociada o terminal se lles axusten perfectamente non supoñendo ningún gasto a maiores do que xa se tiña plantexado.

    Sei que este é un tema de debate, pero para min a realidade é que non existe unha solución única senón unha para cada cliente.

    1. Por suposto, cada quen ten as súas circunstancias.

      Eu teño que falar dende a miña perspectiva. No meu caso as tarifas das operadoras sáenme caras porque apenas falo, e sáenme pouco a conta cos datos porque consumo máis do que me dan.

      Por estas razóns, eu prefiro as OMV.

      Moitas grazas pola opinión.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.