Las ciudades viven de espaldas al campo. Es cierto que a cualquier urbanita de pro le gusta salir de acampada un fin de semana o alquilar una casa rural con sus amigos y salir a la sierra de paseo. Pero no tienen ningún interés en el campo, en el sentido gallego del rural.

Puerca tierra, nos despierta a esa realidad arrancándonos de la tan cacareada zona de confort. Leyendo la obra de John Berger nos encontramos con un universo completamente nuevo y al que no pertenecemos, en el que la vaca es un animal totémico y en el que la tradición y la modernidad se enfrentan en una dialéctica en la que la primera está condenada al olvido.

Portada de Puerca tierra, de John Berger

No hay lugar para lo bucólico. La dureza del trabajo diario y la resistencia a unos cambios que conducen a la desaparición del campesinado (una idea repetida a lo largo de todo el libro) convierten en mezquinos a los desertores del arado y casi eleva a la categoría de héroe al campesino (siempre mayor, siempre agotado, siempre trabajando) que, a fuerza de sobrevivir con pocos medios y un gran esfuerzo, alcanza una altura moral inalcanzable para sus congéneres de ciudad.

Leo los diferentes relatos, ambientados en la montaña francesa, y todo sucede como si estuviese hablando del Courel. En cualquier momento de la narración podría cambiar un Jean por un Xan, una Marie por una Maruxa y todo seguiría teniendo el mismo sentido, la misma validez. Y ni así podría sentirlo más próximo.

Al mantenerse alejado de lo bucólico, Berger evita el enfrentamiento forzado entre campo y ciudad que sí existe cuando la perspectiva es la urbana. La ciudad sólo aparece como algo lejano, alienante y, en cierto modo, como algo mítico. En el único momento en que no es así, se representa como un enorme mercado.

El último capítulo del libro es un breve ensayo, muy discutible en muchos aspectos, que pone el acento en el afán por acabar con el campesinado de todas las administraciones y en la calificación de esta clase social como supervivientes. Dice Berger que «todos los campesinos a lo largo y ancho del mundo […] independientemente de que trabajen en el seno de una sociedad capitalista, feudal, u otras de más difícil clasificación, independientemente de que cultiven arroz en Java, trigo en Escandinavia o maíz en Sudamérica, en todas partes se puede definir al campesinado como una clase de supervivientes»

Y así son: supervivientes a los que en las ciudades seguimos dando la espalda.

Ficha de Puerca tierra

  • Título: Puerca tierra
  • Título original: Pig Earth
  • Autor: John Berger
  • Edición: Noviembre de 2006
  • Primera edición: 1979
  • Editorial: Alfaguara
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Páginas: 256
  • Dimensiones: 15 cm × 24 cm
  • Traducción: Pilar Vázquez
  • Precio: 15,65 euros
  • ISBN: 978-84-20470-46-7

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.