Interesantes reflexiones la que hace Joaquín Leguina en un artículo publicado por El País y titulado Enterrar a los muertos. En él, el ex presidente de la Comunidad de Madrid trata de desmontar las cuatro «ideas sectarias y maniqueas» que emanan del debate (por llamarlo de alguna forma) sobre la Ley de Memoria Histórica.

Mensaje nº 1: La Ley de Amnistía -como toda la Transición- fue hecha bajo presión, debido al miedo que producía el ruido de sables. Más que amnistía fue amnesia lo que se impuso.

Joaquín Leguina

Esta es una idea que he visto repetida en muchos sitios y con la que podría llegar a estar de acuerdo, al menos en parte. Los argumentos de Leguina nos llevan a la Resolución 2391 -XXIII- de 26 de noviembre de 1968 de Naciones Unidas no firmada por España, pero no por el sentimiento de miedo que había en ambos «bandos» tras la muerte de Franco.

La derecha española temía que les devolviesen la moneda de las represiones y el retorno de las checas; la izquierda, por su parte, temía una perpetuación del régimen bien a través de las instituciones (Franco ya dijo que quedaba todo «atado y bien atado») bien a través de un golpe de estado. En estas circunstancias, entiendo que se disfrazó de generosidad (como dice Leguina) las cesiones que cada facción entendían como necesarias para mantener la unidad de España y evitar un nuevo baño de sangre.

Mensaje nº 2: Los asesinados en la retaguardia republicana ya fueron «honrados» y sus victimarios perseguidos por el franquismo. Los únicos que ahora deben ser «honrados» -y sus asesinos juzgados- son los represaliados por el franquismo.

Este argumento no lo vi en ningún sitio, aunque es cierto que trasluce en mucha declaraciones. Como dice Leguina los muertos son de todos y «lo que se consigue con un mensaje tan sectario es perpetuar la división. Precisamente todo lo contrario de lo que una persona bien nacida debiera desear».

Mensaje nº 3: Todos los represaliados por el franquismo son héroes de la democracia y de la libertad.

Otra afirmación que no vi en ningún sitio y que no puedo compartir de ningún modo. Héroes serían los que lucharon contra el régimen, como los milicianos de los montes de Asturias y Galicia. El resto son víctimas. Que no es poco.

Mensaje nº 4: La derecha española es heredera y añorante del franquismo.

No sé si, como se pregunta Leguina «casi la mitad de los votantes españoles prefieren el franquismo». Pero lo que resulta bastante evidente es que los políticos por ellos elegidos sí parecen añorantes del franquismo. Por sus declaraciones, por sus apoyos sistemáticos (explícitos o disimulados) a la extrema derecha, por su «batasunismo», por atacar al Estado de derecho sin rubor ni justificaciones…

Únete a la conversación

1 comentario

  1. Mi opinión sobre está inflamación es que con ella se demuestra que el ser humano es pacífico por naturaleza y que es necesario recurrir al pasado, por otro lado siempre incierto, para lograr enardecer humores belicosos. ¿Será motivo de guerra siempre la memoria? ¿Serán los libros fábricas de argumentos de guerra? Es en el presente donde tenemos nuestros cordiales asesinos, nadie nos salva y menos muertos. Por suerte o por desgracia en España no hay pena de muerte pero en Francia, a dos pasos, acaban de abolirla.

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.