Son las 7.10. El sol apenas subió en el horizonte y no es más que un pequeño círculo amarillo pálido sobre el paisaje nevado. Kana Harada patea el suelo para tratar de entrar en calor mientras espera por el tren que le llevará al instituto. En la estación de Kyu-Shirataki, nada más que una caseta de madera oscura, no hay andén en el que esperar ni un saledizo bajo el que resguardarse. Kana está sola; como ayer, como la semana pasada, como los últimos tres años, cuando se convierte, dos veces al día, en la única vida de la estación. 

Kana Harada espera el tren que le lleva al instituto de Engaru. Fotografía de Japan Railways obtenida en http://www.asahi.com/.
Kana Harada espera el tren que le lleva al instituto de Engaru. Fotografía de Japan Railways obtenida en http://www.asahi.com/.

En diciembre de 2012, la Compañía Ferroviaria de Hokkaido quería cerrar la estación por la falta de viajeros. La lógica decía que Kyu-Shirataki tenía que cerrar por no ser rentable. Que estuviese en plena zona rural de Hokkaido, con una población envejecida y el dato de natalidad más bajo de todo Japón, estaba claro que no tenía sentido mantenerla activa.

Sin embargo, había un factor que no entraba en los cálculos. Era Kana. Necesita el tren para recorrer los 35 kilómetros hasta el instituto de Engaru y terminar sus estudios de secundaria. La Compañía Ferroviaria de Hokkaido estudió la reclamación de los padres y decidió mantener el servicio hasta que Kana se graduase, algo que sucederá en marzo de este año.

Son las 7.16. El sol apenas subió en el horizonte y no es más que un pequeño círculo amarillo pálido sobre el paisaje nevado. Kana Harada sube en el tren, que le llevará al instituto. La estación de Kyu-Shirataki, vuelve a quedar desierta y muere un poco más.

[divider]

Hubo más casos como los de Kana Harada. Las estaciones de Shimo-Shirataki, Kami-Shirataki y Kanehana también se mantendrán abiertas hasta marzo de este año.

Todos los datos están extraídos de:

Deja un comentario

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: