Dentro del inabarcable mundo de la tipografía, hay espacio para llegar mucho más allá que el mero diseño de un tipo de letra: se pueden hacer carteles tipográficos de películas, camisetas, estirar los caracteres hasta más allá de lo imaginable o diseñar una tabla periódica con ellas. Lo dicho, cualquier cosa. Incluso bigotes. 

Eso es lo que debió pensar Tor Weeks, una diseñadora con un gusto absolutamente exquisito. Y lo hizo escogiendo las características más importantes de cada una de las tipografías seleccionadas, sin olvidar las sutilezas de cada una de ellas. Así es como se las imaginó:

¿Y si las tipografías fuesen bigotes?Afortunadamente, evitó el fácil recurso de la Comic Sans, que me imagino así:

Mr. Comic Sans

ACTUALIZACIÓN: @Cavernacubica me dice en Twitter que si la Comic Sans fuese un bigote, sería como el de Ignatius Reilly. Y añade su propia versión de Mr. Comic Sans y de Mr. Trajan, que podéis ver aquí.

Únete a la conversación

3 comentarios

    1. Y porque no me ves a diario ni sabes lo que pienso. Entonces, a lo mejor te preocupaba y todo 😉

Deja un comentario

Responder a Manuel Rivas Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: