Navegar / buscar

El baño de Fraga en Palomares

La historia de un país se escribe con grandes hechos, pero se recuerda por pequeñas acciones, por objetos, por detalles. Del descubrimiento de América nos queda el huevo de Colón; de la conquista de Granada,  la camisa de Isabel la Católica (aunque sea falsa); de la rivalidad histórica con el Reino Unido, el peñón de Gibraltar; del motín de Esquilache, las capas y los sombreros de ala ancha. La lista es larga, pero hay uno que forma parte de la memoria colectiva desde hace casi de 40 años: el meyba de Fraga en PalomaresLeer más

¡La calle es mía! Y tuya

Quiero comenzar esta entrada recordando una frase digna de ser recordada:

¡La calle es mía!

Manuel Fraga Iribarne

El hijo predilecto de la muy noble villa de Vilalba, Lugo, dijo tal cosa el 3 de marzo de 1976, cuando ostentaba el cargo de ministro de Gobernación del gobierno de Carlos Arias Navarro. Este puesto equivaldría al de ministro de Interior. Fraga soltó este “¡la calle es mía!” en plena transición haciendo referencia a su control de las fuerzas policiales, los famosos “grises”. Él, padre conscripto y padre de la Constitución (sí, esa misma que recoge el derecho de reunión en su artículo 21), se apropió de la calle en nombre del Estado dejando fuera de ella a los ciudadanos.

Leer más