Navegar / buscar

La palabra que no se puede escribir

Henar León me hace llegar por Twitter una entrada tan breve como interesante sobre una palabra que no se puede escribir en castellano. No se trata de un término en otro idioma o de algún tipo de grafía extraña. Es una forma verbal castellana. La palabra que no se puede escribir es, ni más ni menos, el imperativo de salirle (“salirle al paso a alguien”, por ejemplo).

¿Cuál es la razón de que este imperativo no sea representable gráficamente? La que Eosar (autor del post en cuestión) recibió como respuesta a su consulta a la RAE:

La interpretación forzosa como dígrafo de la secuencia gráfica ll en español hace imposible representar por escrito la palabra resultante de añadir el pronombre átono le a la forma verbal sal (imperativo no voseante de segunda persona de singular del verbo salir), oralmente posible si, por ejemplo, ordenáramos a alguien salir al paso o al encuentro de otra persona aludida con el pronombre le: [sál.le al páso], [sál.le al enkuéntro]. Puesto que los pronombres átonos pospuestos al verbo han de escribirse soldados a este, sal + le daría por escrito salle, cuya lectura sería forzosamente [sá.lle], y no [sal.le].

Es un caso tremendamente curioso y, como se dice en la entrada original, “quizá sea el único bug de la ortografía española”.

Creo que a Xosé Castro le gustará este caso.

Por cierto, que el blog en el que está este post, Un arácnido una camiseta es muy interesante.

Comentarios

Marta
Respuesta

Buenas tardes Manuel, soy una apasionada del lenguaje y las letras y me gustaría comentar tu artículo. Tengo algunas dudas, había oído hablar de que “existía una palabra que en castellano no se puede escribir” y la busqué, pero al encontrarme con ésta, se me plantea una cuestión: el verbo SALIR es intransitivo, lo que quiere decir que nunca se le podrá aplicar un complemento directo (salvo excepciones), y SALIR AL ENCUENTRO no es un complemento directo. Además, creo que nunca se le podría aplicar a SALIR el pronombre LE, ya que nunca se podrá “salir” a algo de alguien. Es decir, es posible SALIR AL ENCUENTRO DE ALGUIEN, pero al trasladarlo a pronombre, no se puede decir “SAL-LE”, ya que no “se le sale” a alguien. Lo correcto sería: “SAL A SU ENCUENTRO”. Si es “dar la pelota a él”, lo correcto es “DALE LA PELOTA”, pero “sal al encuentro de él” no es equiparable a “SAL-LE”. Se trata de una opinión solamente fundamentada en mis conocimientos y experiencia, que puede ser muy poca en relación a la tuya o a la de otros profesionales, por lo que me gustaría que esto se comentara y me mostraran algunas opiniones más. Si estoy equivocada, o si mi opinión es correcta. Muchas gracias!

Manuel Rivas
Respuesta

Hola, Marta

Muchas gracias por tu aportación. Creo que tienes razón en una buena parte del razonamiento. Sin embargo, me parece que en el caso de “salir al paso a alguien”, lo correcto sería “sal-le al paso”. “Sal a su paso” también sería correcta, por supuesto, pero no sería la única opción buena. La posibilidad de utilizar “sal-le” creo que no se utiliza porque, tanto en la lengua escrita como en la hablada, resulta estraña a la lógica del idioma.

Pero yo tampoco soy profesional, sólo soy un poco “friki” del lenguaje :)

Gracias por el comentario.

Marta
Respuesta

Jaja, pues ya somos dos “frikis”. Muchas gracias por tu opinión. Un saludo.

Manuel Rivas
Respuesta

;)

Dejar un comentario

nombre*

Correo electrónico* (no publicado)

sitio web